NUESTRA SEDE SOCIAL

El edificio de la sede social conserva su estructura original, cuyo valor se acrecienta por ser el exponente visible de un estilo arquitectónico que se inspira en el neoclasicismo italiano de fines del siglo XVIII, condición que le ha sido reconocida recientemente con el diploma otorgado por el Museo de la Ciudad.

La identidad de la institución se sustenta en una mayoría de socios de ascendencia italiana que hasta nuestros días mantienen enarbolada la bandera del espíritu y el orgullo de pertenecer a la colectividad extranjera más significativa del país.

En el club se practican la gama más amplia de actividades deportivas: Artes Marciales, Basquet, Escuelas Deportivas, Fútbol, Gimnasias, Hockey, Judo, Natación, Pesas, Pelota Paleta, Rugby, Tenis, Voley, Yoga, etc.
En lo social se dispone de actividades tales como: Billares, Bridge, Canasta, Casin, Colonia de Vacaciones, Juegos para niños, Masajes, Pedicuría, Solarium, Salón de Fiestas, Sauna, etc…

La actividad cultural involucra el mantenimiento de una de las salas de teatro más antiguas de la ciudad con una capacidad para 350 personas. Además se brindan cursos de teatro, guitarra, dibujo, pintura, computación, idiomas entre otros.

Al mismo nivel de importancia y con la asistencia de la prestigiosa academia “Dante Allighieri”, se dictan clases de idioma italiano que originan una significativa afluencia de interesados en aprender la lengua de nuestros mayores.

El Club Italiano es ampliamente reconocido por constituir un polo cultural donde se promueven las expresiones artísticas, no comerciales, más importantes y donde se desarrollan actividades recreativas para contener a personas de la denominada tercer edad y a nuestros niños, en los cuales depositamos nuestros mayores esfuerzos y anhelos.

Desde lo institucional, nuestras puertas siempre se encuentran abiertas para el desarrollo de actos de toda institución italiana, por más modesta o importante que fuere, aportando así a la divulgación de nuestra cultura.